Eco

LA VAJILLA COMESTIBLE

Vajilla-comestible_Voolao

Platos de papa disminuyen la cantidad de desperdicio

Uno de los mayores desechos generados por el hombre son los platos desechables. Aunque ahorran mucho tiempo, ya que no tienen que ser lavados, si contaminan y generan muchos desperdicios.
Para solucionar esto, una iniciativa ecológica llamada Do Eat creó la posibilidad de no desperdiciar ni el plato.
A partir de fécula de papas, crearon platos con sabor neutro, así que combinan con sabores dulces o salados.
Todo se come, nada se desperdicia. No solo hay platos, también las tazas forman parte de esta revolución ecológica que se empieza a presentar en Bélgica, durante la Semana europea.

Vajilla-comestible_Voolao

Según los creadores de esta vajilla comestible «cualquier sitio es bueno para comerse hasta el plato: fiestas caseras, inauguraciones, festivales, conferencias o cenas de empresa». Por eso los venden tanto en pequeños lotes de 20 unidades como en cantidades industriales.

Vajilla-comestible_Voolao
«Son biodegradables, se consumen en el momento, tienen sabor neutro que combina con ingredientes dulces o salados y además se pueden meter en el horno», explica Hélène Hoyois, una joven que con apenas 25 años ya sabe lo que significa poner en marcha su propia empresa.
Los dos socios tuvieron que tirar de sus ahorros para lanzar el primer prototipo, aunque poco después recibieron apoyo económico por parte de Valonia Creativa, un proyecto con el que la Comisión Europea (CE) y el Gobierno valón destinan un millón de euros a las nuevas empresas de la región.

Vajilla-comestible_Voolao
Según Gilquin, ese es el impulso que una persona con un proyecto en mente necesita para lanzarse. «Si tienes una buena idea, puedes crear tu propio empleo para combatir la falta del mismo. Es una oportunidad que siempre está ahí», aseguran.

Vajilla-comestible_Voolao
Fuente: ABC Sociedad

Subir