Ciencia

EL AROMA QUE PRODUCE ORGASMOS

Hongo_Voolao

El hongo fálico con supuesto aroma afrodisíaco crece en Hawái

Existen muchos mitos en la naturaleza, plantas curativas, afrodisíacas e incluso milagrosas. Pero una de las historias más extrañas que se han escuchado en el reino de la naturaleza, son las plantas orgásmicas.

En Hawaii existe la leyenda de un hongo que produce un olor tan potente y peculiar que es capaz de llevar a quien lo huela al orgasmo. Esta leyenda surgió a partir de un estudio realizado hace algunos años, en el cual 36 voluntarios olieron el hongo y comentaron sus experiencias.

Hongo_Voolao

El estudio fue realizado y publicado por el científico John C. Holliday y Noah Soule, publicado en el Journal of Medicinal Mushrooms. El experimento que desde sus inicios suena imposible, lo fue.

Actualmente la página del estudio no existe y se han refutado muchas pruebas en su contra. Sin embargo, la leyenda ya había sido esparcida y el mito del hongo que produce orgasmos con tan solo olerlo comenzó a circular por el mundo, y como todo rumor, comenzó a transformarse en una verdad a voces.

Este efecto, donde supuestos “hechos científicos” son rumoreados entre la sociedad como “verdaderos”, es conocido como efervescencia (o wishful-thinking revestido de ciencia). Y el particular mito del hongo que produce orgasmos con solo olerlo hizo que la científica Christine Wilcox viajara a Hawái en búsqueda de este hongo. Su expedición fue documentada por el sitio Discovery.

El hongo en sí tiene una forma muy peculiar que ayuda a que la creencia de sus poderes orgásmicos crezca, y esto es su forma. La especie Dictyophora de la familia Phallaceae tiene en efecto, la forma de un falo.

Holliday, el científico que realizó el primer estudio, asegura que tiene un acuerdo confidencial con una farmacéutica porque se está desarrollando un fármaco que suponga el máximo potencializador del placer femenino.

Entre el silencio de Holliday, y el hermetismo de la sociedad hawaiiana, le fue muy difícil a la científica Wilcox dar con el hongo fálico. Tras muchas negociaciones, logró que Holliday le dijera el lugar donde había encontrado el orgásmico hongo por primera vez.

El hongo del placer, crece bajo condiciones únicas de sol, agua de mar y entre las piedras volcánicas de las islas Kipuka, que se encuentran rodeadas de lava. Es ahí, exactamente bajo los árboles Albizia julibrissin donde el hongo similar a un pene no solo en forma, sino en dimensiones (Entre 7 y 20 cms.) crece.

El hongo fálico cuenta con un sistema común entre su especie, que son los “cuernos olorosos”, los cuales producen un particular aroma. En el caso del hongo falo, el olor que producen estos cuernos es similar al semen. Incluso, el semen y el aroma de este hongo contienen los mismos compuestos orgánicos, que son la putrescina y cadaverina. Estos mismos compuestos se encuentran en los cuerpos en descomposición, dándole todo un nuevo sentido a la frase “La petite mort” relacionada siempre al orgasmo.

Después de superar todos los mitos y secretos, Wilcos encontró el hongo, y lo olió. Ella describe su experiencia como el peor olor que jamás haya violado su nariz. Lo que su mente pudo armar en palabras para describir el olor fue “semen en descomposición”. Tras esto, se hicieron varias pruebas y notaron que efectivamente el olor aumentaba muy notablemente su pulso cardiaco, cosa que no ocurre con los hombres. Pero nada de orgasmos.

Holliday argumenta que en la vida sexual, a algunas mujeres le gusta el olor a semen, mientras que a otras no. Lo que significa que la mitad de las mujeres tiene una respuesta de excitación sexual, mientras que para la otra mitad simplemente huele horrible. La hipótesis de Holliday supone que las mujeres que tienen orgasmos con el hongo tienen un órgano vomeronasal funcional. Este órgano es un detector de feromonas, y aunque la mayoría de los humanos lo tiene, no se está seguro si es un órgano vestigial y no se sabe si es funcional o no.

En resumen, existe un hongo con forma de falo, cuyas creencias orgásmicas aún no son comprobadas, pero definitivamente se han encontrado elementos que hacen que su leyenda siga creciendo y vigente en la sociedad.

FUENTE Pijamasurf

Subir